Un 43 por ciento de las empresas no son capaces de sacar el máximo partido de su información

Según el Índice de Valor de la Información elaborado por Iron Mountain y PwC para ayudar a las empresas a medir su propio rendimiento, el 23 por ciento de las empresas no extraen ningún tipo de beneficio a su información.

Servidor de datosSolo el 4 por ciento de las empresas son capaces de extraer el valor total de su información, mientras un 36 por ciento carecen de las herramientas y las habilidades necesarias para conseguirlo, según un nuevo estudio de la empresa custodia y gestión de la información, Iron Mountain (IRM) y PwC . Este informe confirma que el 43 por ciento de las empresas europeas y norteamericanas encuestadas obtienen muy poco beneficio de la gestión de su información y un 23 no extrae absolutamente ninguno.

Para la elaboración de este informe se han entrevistado a 1800 directivos senior, repartidos equitativamente entre Europa y Norteamérica, en empresas de tamaño medio (más de 250 empleados) y grandes compañías (más de 2500 empleados).

Los resultados del estudio han servido para crear el Índice del Valor de la Información que mide la capacidad actual de las empresas para gestionar su información con el fin de conseguir ventaja competitiva. El  índice, que llega a una puntuación media de un 50,1 sobre 100 (un 46,6 en España – ocupando el último lugar-, un 47,3 en Europa y un 52,9 en Norteamérica), confirma que la gran mayoría de las empresas – independientemente del tamaño, ubicación o sector – tienen un largo camino por delante antes de poder extraer el valor completo de su información.

Los resultados muestran que, a pesar de que muchos directivos creen que están extrayendo el máximo valor de su información (un 72 por ciento en España, un 67 por ciento en Europa y un 75 por ciento en Norteamérica), sin embargo, una mirada rápida a los recursos que implementan muestran un panorama bien diferente.

Un 32 por ciento de los encuestados en España (27 por ciento en Europa y 22 por ciento en Norteamérica), no emplean a analistas de datos para extraer valor de su información, o les faltan habilidades para interpretar sus datos (un 23 por ciento en total, 34 por ciento en España, 23 por ciento en Europa y 21 por ciento en Norteamérica) o habilidades para obtener conocimiento (23 por ciento en total, 31 en España, 25 en Europa y 22 por ciento  en Norteamérica), necesario para convertir la información en tomas de decisiones, campañas de marketing a medida y procesos mejorados e innovación capaces de extraer valor de la información.

El estudio también revela que muchas empresas están fracasando en la gestión eficaz de la información dentro de su organización. Casi una de cinco empresas cree no saber qué información tiene (16 por ciento de media, un 29 en España, un 18 en Europa y un 12  por ciento en Norteamérica), cómo fluye a través de la empresa y dónde es más valiosa (28 por ciento de media, 30 en España, 32 en Europa y 23 por ciento en Norteamérica), o dónde es más vulnerable (21 por ciento de media, 28 en España, 21 en Europa y 20 por ciento  en Norteamérica).

“Todas las empresas con las que hemos hablado quieren usar su información para operar y competir de forma más eficaz, pero muchas de ellas se quedan atrás por no tener habilidades específicas, capacidad tecnológica o cultura corporativa. El impacto de estas carencias se percibe en los niveles más altos de la empresa. Cerca de un 25% de los altos ejecutivos afirman que aún no han visto los beneficios que puede dar la información en cuanto a una mayor velocidad y seguridad en la toma de decisiones, un desarrollo de productos más rápido, ahorro de costes, nuevos clientes o retención de los que ya se tienen. Gestionar la información para ganar ventaja competitiva es esencial para el éxito a largo plazo de las empresas y tiene que estar entre las prioridades de los directivos”, afirma Ignacio Chico, Director General de Iron Mountain España.

Richard Petley de PwC apunta que la información está entre los activos menos valorados del ámbito empresarial: “Cada transacción con un nuevo cliente y cada interacción con un accionista proporciona conocimiento del mercado y de los clientes, una oportunidad para la innovación y el potencial de obtener beneficios. Sin embargo nuestro Índice del Valor de la Información muestra que solo cuatro de cada 100 empresas están sacando jugo a sus activos de información para crear ventaja competitiva. Cuando se trata de la gestión de la información, muchas de las mayores empresas en el mundo no saben lo que ignoran y no intentan averiguarlo”. “En un mundo completamente digital, la información es conocimiento y el conocimiento es poder y el decreciente coste de la tecnología significa que nunca ha sido más fácil  sacar partido de la información y usarla como cualquier otro activo de la empresa”.

Fuente: BASHR Cloud

×
MENÚ