Las claves tecnológicas en las empresas para el próximo año

Coincidiendo con el final del año, distintas compañías siguen lanzando previsiones de cara a 2016. Así para Veeam Software Iberia.  Así, las cuatro tendencias que afectarán a las empresas en el nuevo año son las siguientes se centran en la movilidad, adaptabilidad a las posibilidades de crecimiento, aprovechamiento del Big Data y consolidación de servicios cloud.

Consultoría tecnológicaDe esta forma, las tendencias señaladas por Veeam  se centran en los siguientes aspectos:

Incremento de dispositivos móviles. El incremento de dispositivos móviles y conectados demuestra que es inadmisible el tiempo de inactividad en las organizaciones. Una interrupción temporal del servicio puede representar un contratiempo para todos los que trabajan en esa empresa. Y a medida que Internet de las Cosas va cobrando impulso, el coste potencial del tiempo de inactividad aumentará. Por ello, las claves para garantizar la salud de la empresa y satisfacción del usuario pasan por llevar a mínimos el tiempo de inactividad y la pérdida de datos.

Saber conjugar el crecimiento en las capacidades de infraestructura y modelos de entrega. Muchas empresas no han adecuado el espacio de las aplicaciones para que esté alineado con la velocidad a la que se producen los cambios en las tecnologías que rodean a estas aplicaciones tradicionales. Según Veeam, las empresas tendrán que delimitar este aspecto y empezar la migración a la siguiente generación de tecnologías de aplicaciones para poder seguir el ritmo de la competencia.

Aprovechar las posibilidades del Big Data. El Big Data seguirá siendo crucial para las empresas, pero se convertirá en la norma general a lo largo del próximo año, a medida que el coste del almacenamiento siga bajando. En este sentido, las empresas podrán centrarse cada vez más en las interfaces y en conectar a los usuarios finales con los datos, aumentando aún más la importancia de la disponibilidad en la prestación de servicios.

Servicios en la nube. A medida que la infraestructura basada en cloud se convierte en el estándar común para las empresas, aumentan las ofertas de servicios que ganan en popularidad y cuota de mercado. En este sentido, la recuperación de datos en caso de desastre como servicio (DRaaS) será un factor de cambio en 2016, dado que permitirá a las empresas cumplir y superar las expectativas de clientes y empleados sobre la disponibilidad.

Fuente: ITUser

×
MENÚ