La nube híbrida toma peso en las estrategias de negocio

La nube de Atos, Canopy, en colaboración con EMC han participado en un estudio independiente sobre la adopción de la nube híbrida. Los resultados, sobre la base de 150 empresas de varios países, cnfirman un aumento en los servicios de nube híbrida. Más del 58 por ciento de los encuestados asegura que ya está inmerso en algún tipo de entorno de nube híbrida.

CloudSegún el estudio Hybrid Cloud, la mayor parte de las empresas concibe ya su acercamiento a la nube como un conjunto de servicios combinados. Las entidades que utilizan una nube híbrida la definen como “una nube desplegada en múltiples niveles”, a lo que el 40 por ciento de los encuestados añade que se trata de una combinación de servicios de uso público y privado.

La gestión de servicios, en primer plano

El 51 por ciento de los encuestados opina que la nube híbrida es una herramienta con suficiente potencial para permitir la consolidación de una gestión integrada de todos los servicios que se ofrecen en la nube.

Un 55 por ciento apunta que los factores más importantes a la hora de desarrollar una solución de nube híbrida son la monitorización y la optimización de los costes de la nube, factores a los que el 49 por ciento sumó el rendimiento.

En cuanto a los riesgos potenciales que implican soluciones como la shadow TI, las políticas BYOD o la nube, la encuesta muestra que la mayor parte de los profesionales de TI reconocen y señalan la firme necesidad de optimizar la gestión y de lograr una mejor gobernanza.

Esto favorece que la organización y la negociación de servicios pasen a formar parte del núcleo principal de las estrategias de TI. De hecho, la gestión de servicios ocupa ya el primer plano en las empresas de TI, cuyas funciones se están transformando y adaptando cada vez más rápido, hasta el punto de están empezando consolidarse como proveedores y agentes de servicios comerciales.

El modelo básico de TI es bimodal

El 46 por ciento de los participantes opina que rehacer las aplicaciones a escala es el escenario de implantación de nube híbrida más probable. Por otro lado, el 33 por ciento afirma que ya había diseñado y puesto en marcha plantillas de servicios mediante nubes híbridas. A la pregunta ¿Qué aspectos considera decisivos a la hora de implantar una nube híbrida?, el 47 por ciento de los encuestados insiste en la importancia de simplificar los procesos de migración de aplicaciones entre distintas nubes.

Resultados como estos confirman que la nube se ha convertido en la plataforma de referencia para muchas aplicaciones, no solamente las que le son propias (cloud-native), sino también múltiples aplicaciones de empresa que se están afianzando como candidatas al desarrollo en la nube.

Según Christian Domange, VP Global Sales de Canopy: “Administrar distintas soluciones de nube es un desafío, pero también una nueva oportunidad para los líderes en TI. Podrían afianzar su papel en el mercado al consolidar, gobernar y gestionar una combinación de servicios basados en la nube destinados a responder de forma efectiva a las necesidades del mercado. Con este objetivo en mente, los líderes en TI han comenzado a articular estrategias claras en términos de seguridad y gobernanza, y están buscando socios que puedan prestarles asistencia y acompañarlos en la compleción del proceso de transformación de su nube”.

Fuente: Canopy Atos

×
MENÚ