La automatización del cloud computing

El cloud está llamado a ser uno de los catalizadores del crecimiento económico mundial. Dicho esto, ya existen proyectos internacionales que tienen en ello su objetivo. El futuro está llamado a ser cloud en cualquiera de sus formas –SaaS, IaaS, PaaS – y la tecnología en la nube ya está mostrando muchas de sus ventajas.

PANACEAEn primer lugar, lo más llamativo es la reducción de costes asociados a la adquisición y mantenimiento de hardware y software, concediendo también una gran escalabilidad de negocio y flexibilidad, lo que hace posible adecuar el servicio a la demanda de cada momento y pagando sólo por el uso.

Por otro lado, el Cloud Computing trae consigo una gran movilidad, permitiendo acceder a los archivos de información desde cualquier dispositivo. A esto hay que añadirle que con la nube los equipos y programas no quedan obsoletos, teniendo siempre la última tecnología al alcance de la organización.

Estas características han hecho que el gasto en infraestructura Cloud creciera un 25,1% a principios de 2015, aumentando también la venta de servidores un 7,2%. Según un estudio de GfK, uno de cada cuatro internautas considera imprescindible la nube, principalmente como contenedor de imágenes, música y documentos. A nivel empresarial, aún queda mucho camino por recorrer, ya que no se está sacando todo el rendimiento a esta tecnología.

Conscientes de todo lo que aporta el universo cloud, ha nacido el proyecto Panacea, financiado por la Comisión Europea. El objetivo de éste es permitir una gestión automática y proactiva de recursos cloud como solución a la creciente complejidad que la nube contiene.

Para ello, Panacea utiliza una combinación de algoritmos de aprendizaje automático, técnicas avanzadas de monitorización, redes virtuales superpuestas y herramientas de gestión que permiten que el proyecto pueda proporcionar comportamiento autónomo a servicios desplegados en clouds. Esta automatización se traduce en conceptos como la autorreparación, autoconfiguración, autooptimización y autoprotección.

La autorreparación se concreta en la recuperación de fallos de nodos y enlaces, actualización de aplicaciones y aumento de la disponibilidad, mientras que la autoconfiguración busca traducir de manera eficiente los requisitos de usuario para su despliegue en la nube.

En definitiva, Panacea busca la estabilidad, la fiabilidad y la prevención de posibles fallos para que sectores tan importantes como la banca o la sanidad puedan adoptar una estrategia mediante el Cloud Computing.

Fuente: Silicon News

×
MENÚ