En tres años, la mayoría de las empresas estarán basadas en software de gestión

Según un estudio realizado por Oxford Economics, “The Battle for Competitive Advantage in the App Economy”, el 43% de las empresas considera que convertirse en una organización basada en software es un criterio muy importante para obtener ventaja con respecto a la competencia. Este porcentaje aumenta hasta el 78% en un horizonte de tres años.

Actualmente, casi la mitad de los ejecutivos de negocio y tecnología encuestados ya han comenzado a adoptar estrategias de software más avanzados, considerando que esta transformación incide de manera muy importante en la agilidad y rapidez de productos o servicios que ofrece la compañía al mercado.

Las empresas se están adaptando a la Economía de las Aplicaciones a un ritmo rápido y cada vez más acelerado, replanteando aumentar sus ventajas competitivas y que la diferencian de su competencia. En total, más de la mitad de los encuestados está aumentando sus formas de software como, por ejemplo, aplicaciones móviles, APIS y, por supuesto, en cuanto a la gestión de sus recursos humanos, un departamento que cuenta ya con soluciones múltiples basadas en una externalización cada vez más estandarizada o en un proceso SaaS.

Otro de los resultados de este estudio mundial destaca que las empresas que se apoyan en el software obtienen beneficios de cuota de mercado, desarrollo de nuevos productos y servicios así como resultados financieros. En este sentido, el ERP BAS HR en su modalidad Cloud permite una gestión integral de todos los servicios de recursos humanos con un abanico de soluciones que cubren todas las demandas de una organización.

A pesar de los datos tan positivos, los mayores cambios aún están por llegar. El propio estudio establece siete puntos clave para que una empresa se diferencie de la competencia.

La empresa debe estar preparada para un cambio que llegará muy rápido. Tendrá que exprimir el valor de todos los datos, pudiendo explicarlos con detalles. Aprender a escuchar y también a proteger los datos.

La empresa debe colaborar para su propia innovación, porque será el camino hacia el éxito. Hay que dar al cliente lo que pide, sobre todo en aplicaciones de software, donde la velocidad y la intuición prevalecen.

Por último, la cultura empresarial y la estrategia no van siempre de la mano, siendo un obstáculo principal una cultura interna que no apoye el desarrollo software.

Fuente: RRHH Press

×
MENÚ