El negocio de consultoría tecnológica repunta en España y supera los 11.200 millones de euros

Según el Informe Anual del sector de la consultoría española 2015 de la AEC, la consultoría tecnológica está experimentando una importante mejora. La cifra de ventas en el mercado nacional se ha incrementado un 7,9 por ciento impulsadas por la transformación digital. El sector financiero es el que proporciona mayores ingresos seguido por Administraciones Públicas y por telecomunicaciones.

Informe sobre la Consultoría española.

La Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) ha presentado su Informe anual, La consultoría española. El sector en cifras en 2015, con los últimos datos del mercado elaborados a partir de la información proporcionada por las principales empresas de consultoría que operan en España.

Según el informe de la AEC, en 2015 las ventas de las empresas españolas de consultoría ascendieron a 11.270 millones de euros, un 5,1 por ciento más que en el ejercicio anterior, impulsadas principalmente por el mercado doméstico.

El mercado doméstico consolida su recuperación

El negocio de la consultoría se ha visto favorecido por la recuperación del mercado nacional que ha incrementado su facturación un 7,9 por ciento, confirmando de esta forma, la senda de crecimiento iniciada el año pasado, tras superar dos ejercicios de caídas, y retomando el testigo del crecimiento que, durante la etapa de crisis, había cedido a los mercados internacionales.

Este dato confirma el cambio de tendencia iniciado en 2014, ya que durante la última etapa (2008-2013), los niveles de facturación se mantuvieron estables gracias a la alta capacidad de penetración del sector en los mercados internacionales, lo que permitió que en un periodo de profunda crisis el sector mantuviera un mejor comportamiento en relación a la economía española. Lo que no ha evitado que, durante este tiempo, las consultoras hayan soportado una fuerte presión en sus márgenes debido, fundamentalmente, al excesivo peso del criterio precio en las adjudicaciones de los contratos.

La directiva de la AEC durante la presentación del Informe sobre Consultorías

“Los datos de este ejercicio invitan a considerarlo como el año en el que se confirma el regreso a una etapa de recuperación y crecimiento del sector de la consultoría. Las razones para este optimismo, siempre prudente, son el regreso a unas cifras de crecimiento en la facturación cercanas a las del periodo previo a la crisis, motivado por un incremento de inversión de los sectores productivos en proyectos de transformación digital y la utilización de la tecnología como facilitador de esta transformación. No obstante, la rentabilidad del sector sigue viéndose deteriorada por la presión en precios y las duras condiciones de contratación en los acuerdos marco, especialmente en el sector de la AAPP que representa el 15,8% de los ingresos del sector de Consultoría”, afirma Vicente Calzado, vicepresidente de la AEC.

Generador de empleo cualificado y de calidad

En 2015, el sector de la consultoría empleó en torno a 144.000 personas, un 3,4 por ciento más que el año anterior. Además, cabe destacar la alta cualificación del empleo generado, ya que el sector de la consultoría emplea una proporción de titulados superiores cercana al 72 por ciento.

Desde 2008, las consultoras han aplicado una estrategia basada en el crecimiento de su base de profesionales. A lo largo de los últimos años, sus plantillas no sólo han crecido sino que lo han hecho bastante por encima de las cifras de facturación. En términos estratégicos, este modo de actuar refleja la importancia que las empresas de consultoría otorgan a la cualificación y experiencia de sus empleados, dos valores de los que no han querido prescindir a pesar de la coyuntura desfavorable. Su papel como creador de empleo de calidad en la etapa de crisis se aprecia especialmente si se comparan sus cifras con las del mercado español de trabajo en el periodo 2008-2013, en el que la consultoría consiguió crear más de 23.000 puestos de trabajo mientras que la economía española destruyó más de 2,2 millones de empleos.

La inversión formativa unitaria en los profesionales que realiza el sector de la consultoría multiplica por 2,8 la media del conjunto de la economía española. Así se desprende de los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que señalan que el gasto medido en las empresas fue de 100 euros por profesional en 2014, mientras que la inversión formativa por profesional en el sector de la consultoría es de 283 euros.

En línea con la estrategia de recursos humanos del sector, basada en el talento de sus profesionales y en su formación constante, el gasto total en formación de las empresas del sector, ha aumentado un 17 por ciento hasta alcanzar los 41 millones de euros.

La transformación digital impulsa la contratación en la modalidad de pago por servicio

Respecto a la distribución de ingresos por tipo de servicio prestado, los servicios de outsourcing continúan aumentando su peso y ya representan el 46 por ciento de los ingresos del sector; le siguen los proyectos de desarrollo e integración, que suponen el 37,8; y los de consultoría, con un 16,2 por ciento.

La transformación digital supone un cambio hacia modelos de prestación de servicios en modalidades as a service, intensivos en profesionales de alta cualificación, lo que supone un crecimiento en este tipo de actividad en el sector. Por su dimensión y su mayor dinamismo, los servicios de outsourcing se han convertido en la principal fuente de ingresos del sector, contribuyendo más al crecimiento de las ventas del sector que el resto de las modalidades de servicio que prestan las consultoras.

El sector de servicios financieros, determinante en el crecimiento de las ventas

Las empresas que más demandan servicios de consultoría proceden de los sectores productivos más dinámicos de la economía. En cuanto a la distribución de ingresos por sectores, el de servicios financieros ocupa el primer lugar, con un 29 por ciento; seguido por Administraciones Públicas, con un 15,8 por ciento; y por telecomunicaciones, con un 13,2 por ciento.

Entre 2008 y 2015, el sector de servicios financieros es el que ha demostrado tener una demanda más estable y el que ha ejercido un efecto tractor determinante en el crecimiento de los ingresos de las consultoras españolas. En este periodo, el aumento de los ingresos por ventas a este sector representa el 40 por ciento del aumento total por servicios de consultoría. Por el contrario, la contribución de las Administraciones Públicas se ha reducido considerablemente desde el inicio de la crisis debido, principalmente, a los ajustes presupuestarios.

Para el ejercicio 2016, las previsiones apuntan a un incremento moderado de la actividad del 5 por ciento. Se espera que el próximo año suponga consolide la recuperación del sector de la consultoría en España, después de la grave crisis económica que tuvo su inicio en 2008. Es previsible que las tendencias observadas en los dos últimos ejercicios se verifiquen también en 2016 y que sea el mercado español el que arrastre al sector en su crecimiento, al tiempo que las plantillas siguen creciendo y las empresas mejoran su productividad. No se prevén, sin embargo, cambios radicales en la composición interna de los ingresos por tipos de servicios o por sectores demandantes.

Fuente: AEC

×
MENÚ