El futuro del Internet de las Cosas se orientará a los servicios vivos

Los servicios que se nutren de los niveles de inteligencia de las nuevas tecnologías, como sensores, la nube, los dispositivos inteligentes conectados y la analítica en tiempo real, son cada vez más habituales.

Una nueva Era se aproxima al Internet de las Cosas. Tal y como contempla el informe El informe The Era of Living Services de Accenture, los nuevos servicios digitales transformarán la experiencia de las marcas, empresas y consumidores. Se trata de los servicios vivos, capaces de aprender y de adaptarse en tiempo real a las necesidades de los usuarios.

El concepto de servicios inteligentes capaces de adaptarse y transformarse según las preferencias del consumidor no es algo nuevo, pero la tecnología que los respalda ha madurado ya lo suficiente como para permitir a las marcas crearlos y distribuirlos a gran escala.

Según el informe, las empresas deberán reforzar su conocimiento de los consumidores a través de datos y análisis, y mantener una plataforma de servicios y una tecnología que sean lo suficientemente flexibles como para combinar productos, servicios e información en muchos contextos, experiencias y situaciones diferentes. Además, tendrán que concentrarse en uno o dos aspectos de la creación de experiencias de usuario y conseguir que sean tan “vivas” como sea posible. El diseño también se verá afectado, puesto que las empresas buscarán ofrecer servicios impactantes,  a través de nuevos medios de interacción.

Por ejemplo, los Living Services ayudarán a prevenir problemas de salud, como acceder a los datos del smartphone de un paciente para registrar el comportamiento diario y detectar señales tempranas de alarma o permitir una medicina personalizada. En lo que respecta al hogar, éste se convertirá en un centro de servicios automatizados y adaptativos y se encargarán de las tareas rutinarias que tanto tiempo nos hacen perder.

Los servicios vivos en el ámbito financiero vinculan el estado financiero de una persona directamente con otras áreas de su vida. Además, este tipo de servicios permitirá a los minoristas ofrecer experiencias menos intrusivas y apartarse de la actual tendencia a bombardear a los compradores con ofertas cada vez que cambian de ubicación. Y el ámbito de los viajes y la hostelería sufrirá una transformación en los próximos cinco años, motivada por la reinvención del automóvil, conectado en un principio y posteriormente autónomo.

Fuente: CIOSpain

×
MENÚ