El Cloud, una solución que requiere planificación

El Cloud se puede definir, de forma sencilla, como un grupo de servidores que permiten que el almacenamiento de la información quede centralizado de manera que se pueda acceder de forma online. Pero este almacenamiento tiene tres formas, la pública, la privada y la híbrida.

CloudEsta definición básica conlleva en las empresas una apuesta de futuro y también una decisión que debe estar muy planificada. Actualmente en España, el Cloud privado y el híbrido son los que más están adoptando las organizaciones. A nivel mundial, el 34% de los proveedores ya ofrece soluciones Cloud, lo que beneficia la adaptación a este sistema en la nube.

Principalmente, los clientes reclaman Software as a Service (SaaS), lo que genera que esto sea uno de los más demandados por las empresas. Por su parte, los servicios Platform as a Service (PaaS) siguen siendo sólidos a nivel mundial, aunque la demanda es menor a la esperada.

Pero a la hora de elegir el proveedor donde alojar los datos, hay que valorar ciertas necesidades y planificar correctamente la inversión. El proveedor debe ser de confianza y estable desde el punto de vista financiero. Además, debe ofrecer seguridad en los datos por encima de todo, ya que dependiendo de la sensibilidad de ellos se les debe dar un tratamiento u otro, por lo tanto su nivel de TIER, que marca el nivel de fiabilidad, seguridad y disponibilidad, debe ser alto.

Es importante también el soporte que proporcione el proveedor, ya que lo mejor es que tenga el mismo idioma, esté disponible a cualquier hora y tenga cuantos más canales mejor (teléfono, chat, email, etc.). Por último, se debe controlar el ancho de banda, de manera que las transferencias de datos no reduzcan su velocidad.

Por otra parte, también debemos valorar las necesidades de los clientes, estableciendo adecuadamente las cargas de trabajo que queremos llevar al entorno Cloud y analizando los requerimientos en cuanto al tipo de nube.

La red no se debe subestimar, sus capacidades deben ser bien estudiadas por la organización, asegurándose del cumplimiento de la normativa legal, sectorial y de las políticas corporativas. Además, hay que pedir las credenciales de Seguridad IT del proveedor y asegurar la localización del Cloud, ya que aportará ventajas importantes a nuestros clientes.

En definitiva, la empresa debe buscar la innovación con servicios profesionales, pero siempre asegurando los pasos dados en la inversión, contrastando datos y contando con referencias externas, además de hacer un piloto y comprobar la calidad del servicio.

Fuente: BAS HR Cloud

×
MENÚ