¿Cuáles serán los retos a los que se enfrentará el mercado de la ciberseguridad en 2016?

La ciberseguridad es un ámbito en constante cambio que cada vez más afecta a personas y empresas de todos los tamaños. Desde SophoLabs destacan seis tendencias en ciberseguridad de cara al nuevo año.

Datos ciberataque1. Las amenazas a dispositivos móviles dejarán de ser simples titulares. Las nuevas aplicaciones disponibles en el mercado propician que cada vez sean más los cibercriminales que prueban suerte en conseguir esquivar el control impuesto por la apps stores. Sin embargo, la naturaleza de Android, y en particular, su soporte flexible, seguirá contribuyendo a que Android siga siendo un blanco más fácil que iOS.

2. Internet de las cosas. Es necesario tomar precauciones con los dispositivos conectados, que son inseguros. A a medida que aumente la diversidad de aplicaciones de este tipo de tecnología, la probabilidad de ataques será mucho mayor.

3. PYMES como objetivo para los ciberdelincuentes. Las PYMES son percibidas como “objetivos fáciles”. La falta de presupuesto en seguridad de las pequeñas y medianas empresas es lo que las hace vulnerables frente a los hackers, que pueden encontrar fácilmente las brechas de seguridad e infiltrarse en su red. Por ello, es importante que las PYMES tengan un enfoque consolidado para la seguridad.

4. Cambios en la legislación de protección de datos darán lugar a un aumento de las multas. En 2016, aumentará la presión sobre las empresas para proteger los datos de los clientes, que se enfrentarán a sanciones severas si los datos no están fuertemente protegidos.

5. La ingeniería social seguirá evolucionando. Las empresas deberán invertir más en protegerse de este tipo de ataques psicológicos, inversión que deberá destinarse a la capacitación y formación del personal, para que sea consciente plenamente de la seguridad de la red de la empresa.

6. Los creadores de malware comercial continuarán invirtiendo fuertemente. Los autores de malware comercial continuarán invirtiendo cada vez más dinero, llevándolos hacia “el poder adquisitivo” de la actividad estatal.

Fuente: Computerworld

×
MENÚ