¿Cómo será el cloud computing en dos años?

Del cloud computing ya se conocen las muchas ventajas que aporta a una empresa que decide invertir en la nube. Para los próximos años, la confianza en esta tecnología aumentará, de manera que no podrá seguir siendo una herramienta desconocida o reciente, sino que poco a poco se irá asentando en todos los sectores.

CloudEsta nueva madurez del mercado traerá consigo cambios que conviene tener en cuenta. En primer lugar, estaría todo lo relacionado con la ley de Protección de Datos. Según IDC, en 2015, el 65 por ciento de los criterios de las empresas para poner cargas de trabajo en la nube están relacionados con el cumplimiento de la legislación de protección de datos.

En segundo lugar, las empresas se están acostumbrando al open source, lo que hará que se perciba un cambio gradual hacia una mayor adopción a marcos de código abierto como PaaS o el estándar OpenFlow.

Uno de los casos que más y mejor se está adaptando al cloud computing es el de los contact centers, que buscan en la nube experiencia, fiabilidad, seguridad y escalabilidad. Según este tipo de empresas, el denominado cloud-based está especialmente recomendado para empresas nuevas o de rápido crecimiento.

No se puede olvidar tampoco la seguridad, un aspecto que sigue aumentando el presupuesto que se le destina y que continúa creciendo. Si bien esto es bueno para la industria, su aparición significa también que, con los nuevos avances, surgirán nuevas vulnerabilidades que exigirán nuevos procesos de seguridad.

Por último, mientras la agilidad es uno de los beneficios más destacados, la posibilidad de eliminar módulos de infraestructura convergente según se vaya necesitando hará de las nubes privadas una opción mucho más ágil y atractiva para las compañías.

Fuente: Inconcert

×
MENÚ