Claves para la fidelización del talento en la empresa

El mercado laboral español empieza a mostrar señales de mejora. Prueba de ello es el reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que señala a España como principal motor de la creación de empleo entre 2015 y 2016.

Empleados empresaCon este panorama, los departamentos de Recursos Humanos han de hacer frente al constante reto de fidelizar el talento interno y atraer a nuevos profesionales. Y es que el capital humano repercute de forma directa en la estrategia empresarial y el rendimiento de una corporación, por lo que resulta esencial insistir en este aspecto.

La consultora AgioGlobal, proporciona diez claves que ayudarán a construir un entorno de trabajo sólido.

1. Detectar el talento. Reconocer las capacidades, disposición y aptitudes de los profesionales que forman parte de una organización es el primer paso para la construcción de equipos estratégicos, estables y alineados con la misión corporativa.

2. Mejora de la comunicación. Establecer un plan de desarrollo personalizado, que marque objetivos y expectativas, puede contribuir a poner en valor el crecimiento individual.

3. Propiciar un buen ambiente laboral. Este aspecto debe ser trabajado tanto por los directivos de las empresas, como por todos los trabajadores.

4. Flexibilidad. Facilitando la adaptación de la empresa a la transformación. En este sentido, tienen que asumir nuevos modelos de trabajo. La gestión por objetivos puede ser una gran aliada para medir la productividad, más allá del cumplimento de un horario rígido o de ocupar un puesto de trabajo físico.

5. Conciliación. Vinculada con el punto anterior, la facilidad que una empresa brinda a sus profesionales a la hora de compaginar la faceta profesional con la vida familiar se muestra como un elemento cada vez más determinante.

6. Impulsar el desarrollo profesional. Entre los motivos que argumentan los profesionales para cambiar de corporación se detecta, especialmente entre los jóvenes, la dificultad para desarrollarse.

7. Formación. Aspecto relacionado con la reactivación del mercado y la mejora de las aptitudes de los profesionales.

8. Nuevo liderazgo. Una de las claves para que una organización funcione está en la escucha al trabajador. Las relaciones interpersonales son muy importantes dentro de una empresa, ya tenga una estructura jerárquica o una más horizontal.

9. Incentivar el orgullo de pertenencia. El arraigo que un empleado siente por la organización de la que forma parte es otro elemento a potenciar. Aquí entra en juego su percepción frente al trabajo realizado o al equipo al que pertenece, pero también la imagen que tiene de la propia empresa. La nueva generación de profesionales ya no solo se preocupa por obtener un buen empleo, también demanda que su compañía ejerza el rol de ciudadano corporativo y base su actividad en unos principios sólidos.

10. Salario emocional. Éste es un concepto que aglutina muchas de las claves anteriores. La retribución no debe limitarse a cuestiones económicas, sino que también está vinculada con necesidades personales, sociales, de desarrollo… siempre teniendo en cuenta la mejora de la calidad de vida. Así, el salario emocional supone recibir otro tipo de prestaciones que pueden ser, incluso, más valiosas y motivadoras que una subida del sueldo.

Fuente: RRHHPress

×
MENÚ